Home

No resulta fácil encontrar justificación a un proyecto que se remonta a más de 25 años de existencia, al menos otra razón que no sea tan poderosa como su misma existencia ininterrumpida a lo largo de estas décadas.

La razón de ser del proyecto de la asociación El Olivar es, obviamente y en primer lugar, su necesidad. Todo este tiempo ha servido para aportar nuestro trabajo a un espacio donde los recursos no sobran, más bien al contrario, son extremadamente escasos. En el momento actual, inmersos en la coyuntura económica y social presentes, esas necesidades se han disparado. El riesgo y la vulnerabilidad de los colectivos socialmente más débiles se multiplica y la respuesta ante esas realidades debiera ser una multiplicación también de los mecanismos de respuesta. Desgraciadamente no es así. Por el contrario, en los últimos tiempos hemos asistido con estupor al cierre de numerosos proyectos parecidos al nuestro, compañeros y compañeras que han tenido que abandonar la tarea con las consecuencias que eso ha tenido y está teniendo en los colectivos atendidos. El nuestro se ha mantenido como un modelo consolidado a pesar de las dificultades.

¿Qué tiene de especial la residencia para jóvenes de El Olivar?

Para nosotras, todo y nada a la vez. Todo, porque los y las que trabajamos en él lo vemos como un modelo de vida, una manera de estar en el mundo, cuestionando las estructuras injustas a la vez que haciendo algo por paliar el sufrimiento de tantos. Nada, porque no creemos que las importantes seamos nosotras sino los cientos de chicos y chicas que en estos años han pasado por El Olivar; ellos y ellas son los que han alentado nuestros sueños y nuestro trabajo y de las que hemos aprendido lo mucho o poco que sabemos. Por eso mismo van a seguir siendo nuestro impulso, mientras nos queden ganas, mientras compartamos la misma ilusión, ahí estaremos.

En definitiva, creemos ocupar un espacio de responsabilidad en nuestra sociedad, pequeño y modesto, pero el nuestro. Su sentido es poder dar una oportunidad a personas que no la tuvieron: inmigrantes, jóvenes en riesgo de exclusión social, personas sin hogar, etc., y hacerlo con respeto, poniendo por delante su propio proyecto personal, convirtiéndoles en protagonistas del mismo, huyendo de un modelo meramente asistencial para  convertirnos en un apoyo para la reconstrucción de la persona, desde todos los ámbitos y de un modo integrado.

Este es el tipo de trabajo en el que creemos.

 

[*] Todos los comentarios vertidos en este espacio son absolutamente independientes.

[**] Los derechos de las imágenes pertenecen a sus autores y su publicación en este blog no persigue afán de lucro. Si por cualquier razón alguno de dichos autores considera dañada su imagen o sus intereses, ruego contacte con la Asociación El Olivar a través de la dirección de correo electrónico asoc.elolivar@gmail.com y resolveremos la situación lo antes posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s